¿Tiene dificultades para determinar qué tipo de material de ventana tiene más sentido para usted? Con más opciones que nunca en el mercado, puede parecer una decisión engorrosa. En el pasado, la madera era la opción predominante, pero ese ya no es el caso.

En estos días, los materiales de vinilo y aluminio han surgido como dos opciones para ventanas y puertas.

En una batalla entre las ventanas de vinilo y las de aluminio, ¿cuál sale ganando? Comparemos estos dos materiales de ventana para que pueda decidir cuál es la mejor opción para su proyecto.

6 cosas a considerar

El material de vinilo y aluminio para ventanas para marcos y hojas tienen pros y contras. En general, requieren menos mantenimiento, son más baratos y duraderos que la madera. Ambos tienen diferentes opciones estéticas y se utilizan en propiedades residenciales y comerciales.

Sin embargo, cuando se enfoca en las áreas correctas, es mucho más fácil comparar ventanas de vinilo con ventanas de aluminio.

Estas seis áreas son donde surgen las mayores diferencias entre los dos materiales y donde probablemente encontrará la información que necesita para decidir cuál es la adecuada para su proyecto.

1. Apariencia

Cuando se trata de marcos de ventanas de vinilo frente a marcos de aluminio, existen muchas similitudes en el papel. Ambos ofrecen una amplia gama de colores y acabados y están disponibles en casi cualquier configuración de ventana que pueda necesitar.

Sin embargo, fuera del papel y en la vida real, estas dos opciones de material de marco se ven bastante diferentes.

Las ventanas de aluminio generalmente tienen un marco delgado, por lo que la mayor parte de la ventana es el panel de vidrio. Por otro lado, las ventanas de vinilo suelen imitar las características tradicionales de los marcos de las ventanas, aunque vienen en una amplia variedad de colores y acabados para que pueda obtener un estilo tradicional con un color moderno.

Si lo que busca es un aspecto convencional de vetas de madera, el vinilo es un claro ganador. Si bien las ventanas de aluminio se pueden revestir para que parezcan madera, no logran el aspecto realista que el vinilo puede lograr.

2. Durabilidad

Ambas opciones son bastante duraderas, especialmente en comparación con los marcos y marcos de madera convencionales.

El aluminio tiende a astillarse o abollarse visiblemente. En otras palabras, si se daña el marco o la hoja de una ventana de aluminio, lo verá. Si los marcos o marcos de las ventanas de vinilo se dañan de la misma manera, es poco probable que veas las astillas o abolladuras porque los materiales son consistentes en todas partes.

El aluminio también se enfrenta a la corrosión y la decoloración, mientras que el vinilo no. Sin embargo, el aluminio es la opción de material de ventana más resistente de las dos. Tiene una relación de impacto más alta y puede soportar cualquier clima. Las ventanas de vinilo pueden dañarlo en la mayoría de las condiciones climáticas, pero es posible que no funcionen tan bien como las ventanas de aluminio en condiciones de calor o frío extremos o en áreas donde el clima fluctúa drásticamente.

3. Mantenimiento continúo

Las ventanas de vinilo prácticamente no requieren mantenimiento cuando se instalan correctamente.

Las ventanas de aluminio requieren poco mantenimiento, pero requieren un mantenimiento regular. El aluminio es propenso a la condensación y la humedad adicional produce óxido y moho.

Por esa razón, las ventanas de aluminio deben limpiarse con un limpiador de aluminio con regularidad. También es esencial mantener lubricadas las partes móviles porque las ventanas de aluminio tienden a corroerse y oxidarse con el tiempo.

4. Eficiencia energética

Las ventanas de vinilo son el camino a seguir si la eficiencia energética y el aislamiento son prioridades para su proyecto. La eficiencia energética es una de las principales ventajas de los marcos y hojas de vinilo. Son increíblemente efectivos para reducir la transferencia de calor y la penetración de la luz y regular la temperatura interna de una habitación.

Alternativamente, los marcos y las hojas de aluminio pueden conducir el calor y calentar una habitación. Algunos materiales de aluminio mejorados térmicamente pueden ayudar con la pérdida de energía, pero tienden a costar bastante más.

5. Costo

El costo de las ventanas nuevas suele ser uno de los aspectos más importantes que le preocupan al propietario de una casa o edificio. Entonces, ¿qué material es más asequible?

Las ventanas de vinilo cuestan significativamente menos que las ventanas de aluminio. En promedio, cuestan entre un 33 y un 58% menos. El fabricante, la calidad y las características adicionales pueden contribuir a las variaciones de costos. Sin embargo, cuando se trata de los precios de las ventanas de aluminio frente a los de vinilo, el vinilo gana por completo.

6. Instalación

Tanto las ventanas de vinilo como las de aluminio deben ser instaladas por un profesional. El aficionado al bricolaje puede hacerlo por sí mismo, pero corre el riesgo de cometer algunos errores de instalación que disminuyen las ventajas de las ventanas, aunque existen empresas especializadas como Ventanas Anerual en la instalación de este tipo de ventanas, por lo que esto podría no representar un inconveniente mayor. 

El vinilo es más fácil de instalar debido a su flexibilidad. Tiende a contraerse y expandirse y es mucho más sencillo trabajar con él.

El aluminio no es flexible en absoluto. Si el ajuste de la ventana está fuera de lugar incluso una fracción de pulgada, la ventana no se instalará correctamente. La inflexibilidad del aluminio generalmente conduce a un proceso de instalación mucho más tedioso y lento para los profesionales.

 

Originally posted 2021-11-18 08:01:00.