Cada vez que hablamos de trabajos eléctricos, sabemos que corremos el riesgo que nos pase algo, por eso aquí hablaremos de la seguridad e instalaciones eléctricas.

Debemos prestar más de la acostumbrada atención en este punto, y tomarlos en cuenta sea que tengamos nosotros que hacer un trabajo de electricidad, o que solo estemos presentes en dicho lugar.

Seguridad e instalaciones eléctricas

Es importante que tengamos en cuenta la seguridad ya que sufrimos riesgos que son provocados por la electricidad como la descarga que pueden sentir los humanos o el peligro de producir una explosión o un incendio.

En el primer punto debemos asegurarnos que la persona no toque ningún conductor de electricidad que de la posibilidad que se descargue en un cuerpo humano, por eso debemos ver que la instalación eléctrica este en el lugar correcto. Además de esto, debemos también medir el amperaje del aparato que vamos a trabajar, por ejemplo, ya que de esto depende la duración y de la trayectoria que tenga dicha energía.

Otra medida de seguridad es no tener nada húmedo o mojado cerca, ya que cuando hay cierto grado de humedad cerca se puede ocasionar un choque y el resultado puede ser un accidente.

Ahora cuando hablamos de las instalaciones, debemos vigilar las descargas eléctricas o prevenir alguna explosión, esto se hace, cuando los equipos a instalar se construyen lejos de fuentes de tensión, y seleccionar con cuidado los materiales que están cerca de dicho equipo.

A la hora de instalar alguno equipo, se debe dejar suficiente espacio libre para el trabajador, además de que el lugar no este húmedo o con materiales peligros cerca, y en los lugares donde se encuentren equipos de alta tensión lo mejor es no usar este espacio para hacer dichos trabajos.