Pisos para hospitales

Los pisos para hospitales deben cumplir una serie de normas y requisitos superiores a otro tipo de pisos.

Sobre todo, los pisos para hospitales deben ser muy higiénicos y fácilmente lavables, debido a la cantidad de enfermedades, bacterias y gérmenes con los que tienen contacto permanente. También deben  ser una superficie que no sea porosa, fácil de limpiar y debe ser antideslizante, aunque un piso no se lo suele considerar como un área higiénica, en el caso de un hospital no hay otra opción, ya que se debe prevenir la propagación de enfermedades en todo el edificio.

La naturaleza no porosa de esta clase de superficies, debe hacer más fácil la labor de limpieza incluso en habitaciones, que pueden ser las zonas con más acumulación de suciedad que otras, como las salas de operaciones. Suelos también deben ser resistentes a las bacterias y el moho ya que ambos pueden crecer rápidamente y deben mantenerse bajo control.

Al mirar las opciones para los hospitales y clínicas, es necesario prestar atención a un piso que sea fácil de mantener, ya que los productos químicos fuertes no deben ser un requisito para poder realizar esta labor, además la utilización de esta clase de productos para la limpieza pueden provocar gases o vapores perjudiciales para la salud.

Además, dentro de la sala de operaciones el piso tiene que ser capaz de soportar una gran cantidad de desgaste y uso, sin que este se deteriore con facilidad, este es otro factor muy importante a tener en cuenta cuando se busca el mejor piso para un hospital, la resistencia al uso continuado y a la limpieza constante.