La piel es el caparazón para todo lo que existe dentro de nuestro cuerpo, por eso es parte de nosotros por tanto debemos incentivar el cuidado de la piel, que dependerá mucho de la rutina que usted le esté dando.

Muchas personas creen que la importancia del cuidado de la piel se encuentra, en aplicarse una crema de hidratación, un producto de limpieza solo una vez cada 3 meses cuando la verdad que lo que produce excelentes resultados es la persistencia que se tenga con un solo tratamiento.

Una de las técnicas que aplican como primordial para el cuidado de la piel, son las mascarillas sin embargo pasa lo mismo que en otras situaciones, estas son colocadas casi que una vez en la vida y es por eso que no tenemos ningún resultado exitoso.

Una de las cosas que me planteaba hace poco tiempo, es que como médicos no le explicamos al paciente muchas veces, lo importante que son dos pasos esenciales para la rutina de una persona, como lo son:

  • La limpieza
  • La hidratación

Limpieza de la piel, para eliminar impurezas:

En la limpieza encontramos que nos desaceremos de todas las impurezas de la piel que el abrirse nuestros poros entonces, allí se concentra cada suciedad que tenemos sobre la piel esta causa millones de infecciones que pueden aparecer desde una espinilla hasta granos infectados en cualquier parte de la piel, normalmente del rostro que es la parte que afecta más estéticamente.

Sin embargo, esas infecciones que se producen en el rostro o en la piel sobre todo dejan cicatrices profundas, las cuales quedan marcadas y después es súper difícil que se borren por si solas, por eso limpiar el rostro todos los días y procurar el cuidado de la piel es nuestra mejor solución.

El láser proporcionándonos una de las mejores soluciones:

Aunque como la tecnología, está muy avanzada el láser siempre nos ayuda con estas cicatrices y manchas profundas en cualquier parte de nuestra piel, pero para avanzar a este paso debemos pasar primero por tener una adecuada hidratación.

Hidratación de la piel garantizando su cuidado:

Una hidratación en la piel nos asegura, que la piel se recupere de una manera saludable, que se regenere además de todo pueda empezar nuevamente a producir las células que son la que las mantiene radiante.

Cuidar tu piel, no es algo del otro mundo, pero requiere tiempo y dedicación. Rutinas de todos los días de limpieza e hidratación además de consentirnos lo suficiente.  Sin olvidar, que debemos usar protectores solares para que nuestra piel no sea maltratada por rayos UV.