El acero brillante (inoxidable) austenítico es  parte de la familia de los aceros inoxidables como el que tiene mayor cantidad de fusiones posibles en su estructura, es el que fusiona a los doscientos con los trescientos del Instituto americano de hierros y aceros (sus siglas en inglés son AISI). Es reconocido principalmente por su facilidad para darle forma y porque tiene un aguante al desgaste y al oxido increíble. Tiene como especificaciones las siguientes:

Es infalible en contra del óxido y del desgaste.

A diferencia de algunos de sus hermanos es necesario hacer trabajos en frío sobre este material, ya que el tratamiento a altas temperaturas no es una opción.

Es el material adecuado para la soldadura.

Es utilizado para herramientas quirúrgicas por su nivel de sanidad.

Es de fácil manejo a la hora de darle forma.

Puede resistir en su forma cuando es sometido a altas temperaturas.

Difiere de sus hermanos al no poseer propiedades magnéticas.

El acero austenítico es llamado así porque está estructurado en su mayoría con austenita, elementos al igual que el manganeso, el nitrógeno y el níquel. Aunque su nivel de cromo no es constante y tiende a variar entre los dieciséis y veintiséis por ciento, teniendo muy poco carbono en su estructura alcanza máximo 0,08 por ciento.

Estar constituido con aleaciones le da diversas características. Por ejemplo, el cromo le da la capacidad de aguantar al desgaste a temperaturas que superan los quinientos cincuenta grados centígrados y otra gran variedad de temperaturas.

Este tipo de acero tiene cinco calificaciones:

  1. Los que en su composición están fusionados con el níquel y el cromo.
  2. Los que en su composición están fusionados con el manganeso, el cromo y el  nitrógeno.
  3. Es la más diversa y posee en las fusiones mostrados por su estructura gran cantidad de níquel, alrededor  de 1,5  por ciento manganeso. Puede reflejar también elementos como el cobre, el aluminio, el molibdeno, el titanio, el silicio y niobio.
  4. La que tiene en su composición un porcentaje de níquel bajo, pero un nivel de manganeso mayor al quince por ciento (puede alcanzar al veinte por ciento).

El comportamiento los austeníticos

  1. Estos tienen menor aguante al degaste comparados con los aceros hermanos. Pero poseen la facilidad a la hora de darle forma, además son el material indicado para trabajos de soldadura. Se usa por lo general en piezas de avionetas, piezas de fachadas, detalles para autos, aparatos de cocina, entre otros.
  2. Este tipo de acero es el indicado para fabricar piezas de maquinaria, puesto que resiste a grandes temperaturas que pueden llegar a hacer más altas que setecientos cincuenta grados centígrados.
  3. Uso se facilitará en piezas que sean pequeñas y ligeras, e incluso será mejor si estas tienen propósitos decorativos, pero también es ideal para piezas que deban aguantar ciertos niveles de oxidación o se encuentren sometidas a niveles altos de calor durante mucho tiempo. Por su sanidad  son utilizadas para material clínico – hospitalario, además de lugares donde se trata con químicos, entre otros.
  4. Otro uso frecuente debido a su capacidad para soportar altas temperaturas sin desgastarse por completo es en materiales para tratamiento térmico, calentadores de agua, radiadores, hogares eléctricos, entre otras cosas.
  5. Tiene una capacidad de aguante extraordinaria a la hora de enfrentarse a ambientes con altos niveles de sal, ambientes cargados de químicos peligrosos, ácidos y atmosferas pesadas en azufre.
  6. Es utilizada en muchos aparatos de cocina que necesitan durar a través del tiempo como lo son las bandejas para horno, el procesador de alimentos, la licuadora o el batidor, etc.