Todas las casas pueden tener problemas de fontanería en cualquier momento, estos problemas pueden ser complejos y no complejos. En el primer caso se necesita la ayuda de un fontanero experimentado y en la segunda se pueden solventar los problemas de manera personal.

Para poder solventar problemas pequeños de manera efectiva, es necesario tener herramientas básicas, que pueden ayudar a que todo se haga de la mejor forma. No es necesario contar con herramientas profesionales, solo se necesita una que otra especial para solucionar cosas sencillas.

Llaves

Llave inglesa. Este tipo de llave se utiliza para poder cambiar las tuberías, por lo que es indispensable contar con este tipo de herramienta para poder hacer trabajaos menores de fontanería. Si la persona no sabe utilizar esta herramienta, lo mejor es no comprarla.

Llave de grifa. Es una llave similar a la inglesa, creada para aflojar o ajustar tuercas de gran tamaño, que son útiles para poder llevar a cabo los trabajos de fontanería. Este tipo de llaves son similares a las inglesas, si no se sabe utilizar, lo ideal sería no adquirirlas.

Herramientas básicas

Desatascador o sopapo. Es una de esas herramientas que son fáciles de usar y pueden ser aplicadas por cualquier persona, sin la necesidad de tener habilidades especiales o cierta fuerza.
Esta herramienta no puede faltar en una casa, sin importar si la persona tenga experiencia o no para poder usar el objeto.

Destapacaños líquido o en polvo. Más que una herramienta es un producto, se puede adquirir en el supermercado o en una ferretería, consiste en un ácido especial, que puede acabar con las obstrucciones que se pueden encontrar en las tuberías.

Este producto no es costoso y es muy fácil de usar, muchas veces es la respuesta a la mayoría de los problemas comunes en la fontanería del hogar.

Y para despedirnos te recomendamos visites esta promoción navideña de Junkers