Los tributos están estrictamente ligados a las finanzas públicas; son una especie de aporte que todos los ciudadanos hacen periódicamente al estado de acuerdo a las necesidades personales, y de alguna manera equitativa este le será retribuido.

Esto quiere decir, que los tributos representan ingresos públicos, es exigido por la administración pública del estado y sirve con aporte a mantener para los gastos públicos.

Clases de tributo

  • Tasas: son una especie de tributo que están basados en la utilización de modo privativo o como beneficio para el dominio público. Incluye también todos aquellos servicios que no pueden ser prestados por el sector privado.
  • Contribuciones especiales: este representa el tributo que influye en la prestación de algún beneficio o también provoque cualquier tipo de aumento en el valor de algún bien; esto va a depender de la realización de cualquier tipo de obra pública e incluso la ampliación de cualquier servicio público.
  • Impuestos: son todos aquellos tributos que son exigidos a cualquier negocio constituido; así como también a cualquier actividad o hecho que ocasione un tipo de ingreso o beneficio económico al contribuyente.

Características de los tributos

Las características que definen a los tributos vienen dadas en primer lugar que su pago es a través de una prestación pecuniaria; es decir, que no se hace a través de dinero. Otra de las características de los tributos es son de carácter coactivo; esto significa que son una obligación, por lo tanto no influye el hecho de que el contribuyente desee pagarlo o no.

Los atributos solo son validos si están aprobados por la ley del estado; su única finalidad es financiar los gastos públicos. Y son establecidos solamente por un ente público; esto quiere decir que los únicos entes autorizados para establecer y autorizar un tributo son: el Estado, las comunidades autónomas y los ayuntamientos.