El aire que nos rodea, es una fuente de energía inagotable y gratuita. Las bombas de energía aerotérmicas, retiran energía del aire y elevan su temperatura pasándola para dentro de la casa. Esta captación de calor se hace sin que se modifica ni contamine el medio ambiente, pudiendo transmitir en el interior una temperatura constante, tanto en el verano como en invierno.

La Energía aerotérmica funciona con un líquido refrigerante (R407C) que preserva la capa de Ozono. La particularidad de este fluido es tener una temperatura de ebullición muy baja (-40ºC) lo que le otorga un poder de calentamiento rápido y potente.

Todo esto se logra a través de un ciclo termodinámico que absorbe la energía del aire ambiental o de la tierra pasándola a nuestro sistema de distribución: Suelo radiante, ventiladores, radiadores, o el calentamiento de agua sanitaria. La bomba de calor, están presentes los siguientes componentes, con 4 pasos:

  1. Un evaporador donde la energía absorbida es transferida al fluido refrigerante que se calienta y se evapora
  2. Un compresor que hace que el fluido circule en un circuito cerrado, aspirando y comprimiendo; haciendo que la presión y la temperatura aumenten
  3. Un condensador, donde el calor es transferido y el fluido refrigerante al enfriar, se licúa;
  4. Al final, una válvula de expansión que permite la disminución de la presión del fluido refrigerante y consecuente enfriamiento pasando a vapor húmedo que vuelve a entrar en el evaporador.

 Ventajas de la energía aerotérmica

  • La Climatización es posible para la calefacción central, refrigeración central, ventilo convección y radiador y calefacción de agua sanitaria que permite a temperatura ambiente para un confort óptimo en invierno y en verano.
  • Con la bomba de calor sólo se paga una fracción de la energía térmica utilizada. Por cada kW de electricidad consumida por la bomba de calor proporciona entre 3 a 5 kW de calor
  • Posibilidad de sustitución de la caldera existente, con el aprovechamiento de toda la preinstalación de radiadores
  • Las bombas de calor pueden ser interconectadas con sistemas solares, consiguiendo así una solución altamente eficiente con un ahorro de hasta el 70% con relación a las tradicionales calderas que utilizan combustibles fósiles.
  • Es un sistema respetuoso con el medio ambiente porque capta el calor sin cambiar ni contaminar el medio ambiente, con la emisión de CO2 a la atmósfera casi inexistente y un consumo energético muy reducido.
  • Ahorre hasta un 60% en calefacción y agua caliente sanitaria.
  • Reducidos o incluso inexistentes costes de mantenimiento
  • Ámbito de aplicación privilegiado en los usos de calor a baja y media temperatura en los sectores residencial, de servicios, en la industria.
  • Rápida amortización de la inversión