¿Tienes frío? Si respondiste afirmativamente a esta pregunta de seguro desearás tener en el lugar donde estas una calefacción. Pero, realmente ¿qué es la calefacción? En este informe te diremos su significado y cómo te puedes aprovechar de este maravilloso aparato.

Significado de calefacción

Esta palabra proviene de unos verbos que significan: derivado de calor, compuesto de calor o para hacer calor y calentar.

Es decir, es un sistema o método mediante el que se le aporta calor a algo o alguien con la finalidad de que su temperatura esté alta.

En cuanto a la calefacción, son un conjunto de accesorios y aparatos que se instalan para lograr mantener y alcanzar las distintas condiciones de bienestar térmico mientras se está en estaciones o épocas frías. Se pueden instalar ya sea en uno o varias habitaciones, o el lugar que desee el usuario. Es indispensable ya que en la climatización es un componente importante, por eso si el país donde vives es muy frío la calefacción será tu solución.

Instalación de la calefacción

Para instalar una calefacción, básicamente, se realiza en tres partes; las cuales son:

1.     El sistema de reparto: son los conductos por los que va a circular un caloportador, que normalmente será aire o agua.

2.     El sistema de producción del calor: esta puede ser un sistema de resistencias eléctricas, una caldera de combustible o aprovecharse de la energía residual o calorífica natural.

3.     El sistema de emisión: son los elementos terminales, ya sean los radiantes, los radiadores, los paramentos, las rejas de impulsión para aire, entre otros.

La producción del calor

Según la instalación y su extensión, se pueden encontrar dos tipos: las locales o unitarias y las centralizadas.

En las locales un solo aparato es el que produce el calor y lo emite hacia un local. En las centralizadas el calor se produce en un lugar y se emite mediante conductos hacia los lugares que hay que calentar.

Esta producción puede ser por: combustible, electricidad, sistema híbrido u otros.