Aceros brillantes con alto contenido de ferrita, este tipo de acero pertenece a lo que llaman serie de los cuatrocientos AISI siglas de la American Iron & Steel Institute (en español, Instituto Americano de Hierro y Acero). Tienen una composición en el que la ferrita es constante tanto a temperatura ambiente como a altas temperaturas, sus propiedades son:

Aguante al desgaste y la oxidación que varía de la media a muy alta, esto cambiará dependiendo de la cantidad de cromo que tenga en su estructura, además aumenta si tiene molibdeno.

Este tipo de acero solo puede ser fortalecido por tratamientos de frío, los tratamientos que impliquen altas temperaturas no harán el trabajo.

Tiene magnetismo (común en casi todos los aceros).

Es un material que es difícil de soldar por su composición, ya que los tratamientos térmicos no funcionan bien con el.

Por lo general se les hace a los aceros inoxidables ferríticos procedimientos a altas temperaturas para hacerlos más maleables y suaves, buscando mayor resistencia  al desgaste por incidencia del medio ambiente.

Ya que es un material muy suave comúnmente es usado para procedimientos como el moldeado en frío.

Este tipo de acero es en su definición más sencilla un acero brillante fusionado con cromo. Por lo general el nivel de cromo en su estructura asciende entre el diez coma cinco por ciento al treinta por ciento, el nivel de carbono es bajo en este material. También como cualquier otro acero inoxidable puede estar mezclado con molibdeno, titanio, niobio o silicio, lo que le dará otras propiedades.

Los ferríticos

Son conocidos por tener un nivel soldable del cuatrocientos diez, utilizado comúnmente en piezas que daban tener aguante al calor, herramientas para refinado de petróleo, y bandejas para templado de otros aceros.

No es usado por su atractivo visual, pues que la calidad de su apariencia no es la más óptima de todos los aceros  inoxidables, pero es perfecto para producir transformadores y silenciadores de carros, contenedores, boxes de trailers, entre otros objetos.

Es el más popular de los aceros brillantes con alto contenido de cromo en su composición. Es de aplicación generalizada, no especifica. Es suave y maleable, es fácil de moldear, es difícil de corroer. Y es perfecto para muebles de jardín o decoración de exterior. Utilizado para hacer detalles en autos, algunas herramientas de construcción civil, entre otros.

Este tipo de acero es el mayor portador de cromo en su estructura de toda la rama ferrítica, por lo tanto tiene un aguante sorprendente a la oxidación y el desgaste, es perfecto para ambientes con alto contenido de azufre que presenten temperaturas mayores a los novecientos grados centígrados. Pero si se busca una pieza con alto aguante mecánico no debe realizarse en este material.

Los mantensíticos no son lo mismo que los ferríticos

El acero inoxidable martensítico es un acero que tiene un alto nivel de fusión con el cromo, pero también posee alrededor de 0,08 por ciento de carbono en su composición. Posee una buena resistencia, no se desgasta con facilidad, tiene buena fuerza mecánica, además de dureza y capacidades magnéticas.

El nivel de carbono que tiene le hace capaz de tener una dureza muy alta por lo tanto no perecerá ante ambientes que lleven a la oxidación y el desgaste. Utilizado en el campo de la medicina y de la salud dental para hacer moldes, herramientas y cuchillos, entre otros.

Es perfecto para altas temperaturas y para ser usado en piezas de maquinaria que sean sometidas a diversas pruebas de fuerza y aguante. Puede ser funcional como una pieza hasta en temperaturas que superen los quinientos grados centígrados.