Probablemente te han dicho desde siempre que Milán, además de ser una de las ciudades más hermosas en el mundo, es por igual la cosmopolita más cara a la que se puede viajar. Sin embargo esto no quiere decir que no puedas sacarle provecho. Italia es una maravilla de país y por este simple motivo pueda que te sientas más cómodo realizando turismo de pie que verte endeudando tus tarjetas de crédito

Hay muchas cosas de las que puedes hacer en Milán sin gastar un centavo. Así como lo lees, aunque parezca increíble, la cultura de este lugar es tan grande que puedes realizar múltiples actividades para tu entretenimiento sin tener que derrochar tu dinero. Es por ello que te proporcionaremos algunos tips para que puedas vivir esta experiencia al máximo sin tener que gastar mucho dinero.

Paseos por el parque Sempione

Este parque es considerado como el pulmón verde de la ciudad, porque lo que podrás impresionarte con la cantidad de zonas verdes a su alrededor. Además de respirar un mejor aire tienes la ventaja de que puedes caminar amenamente, la panorámica del Castillo más el Arco de la Paz son dos grandes atractivos que debes capturar con tu cámara. Estar allí te sentirás muy a gusto.

Lo mejor de la Galería de Arte Moderno

Antes de que te lo preguntes, la entrada a esta galería es completamente gratis por lo que podrás presenciar todas las obras de la Edad Moderna hasta exhibiciones dedicadas específicamente a las etapas como las del Neoclasicismo y Romanticismo. Aunque no seas gran admirador del arte, podrás quedarte fascinado con cada exposición.

Visitar el Duomo de Milán

Muchas personas señalan que si viajaste a Milán y no visitaste el Duomo, definitivamente nunca estuviste en Milán. Este símbolo referencial de la ciudad se encuentra ubicado justo en el centro, por lo que pedir indicaciones no te resultará tan difícil. Si el clima es perfecto, pueden disfrutar una de la mejor vista desde su terraza.

El Castillo Sforzesco

Esta magnífica fortaleza data desde el año 1368, por lo que perderte una reliquia de este tipo sería todo un pecado, sin dejar a un lado que su entrada es absolutamente gratuita. Allí podrás recorrer todos los museos internos que posee este castillo, Museo de Artes decorativas, Museo Egipcio, hasta un Museo del Mueble y otras temáticas.

Los barrios de Navigli

Una caminata por este barrio es todo un espectáculo. Desde sus casas hasta los increíbles colores con los que su cielo se luce en sus canales, definitivamente Navigli es una buena opción para terminar tu viaje en Milán. Y al caer la noche podrás disfrutar de todos los bares y cafés que están disponibles para ti. ¿Te animas?