Hay días que el calor duele ser muy extremo, eso nos causa cierto grado de desesperación. El calor nos agobia y a veces hasta nos molesta. Pero con una simple manualidad podemos mejorar esto.

Sino cuentas con un  aire acondicionado en tu hogar o en el lugar en donde te encuentras en las vacaciones, este es un sustituto del mismo que puedes hacerlo con tus propias manos y es amigable con el ambiente, es barato y lo más importante logra disminuir el calor.

Los materiales que necesitas adquirir son:

Un envase de veinte litros que tenga su tapa, en su defecto un envase de pintura grande. Busca un cubo para colocar en el interior hecho de poli estireno. Necesitarás un tubo hecho de pvc debe tener al menos un tres centímetros de diámetro por un largo de treinta centímetros. Busca una cierta que perfore y que sea de unos ” 1 5/8 en pulgadas o de 5 centímetros. Consigue un ventilador pequeño de los portátiles de unos veinte centímetros. Un marcador o bolígrafo. Un cúter o exacto y una botella con agua helada de tres litros o un envase con hielo.

Primero coloca el ventilador sobre el envase sobre su tapa que esté viendo hacia abajo, colocado en todo El Centro y marca con el bolígrafo o marcador.

Segundo utiliza el cutter para cortar, si el plástico del envase es muy grueso utiliza la sierra antes mencionada.

De tercero revisa si tú ventilador tiene soporte de pies, de tenerlos quítaselos con la sierra que sea para cortar plástico y metal.

El cuarto paso consiste en cuadrar que el ventilador se ajuste y encaje en el agujero que previamente hiciste y que quede bien aguantando para que este no se mueva y caiga dentro del envase.

Quinto paso, hazle tres agujeros por el lateral al envase, puedas hacerlo con una sierra perforadora o con una broca que hace agujeros.

El sexto paso consiste en introducir el cubo hecho de poli estireno dentro del envase más grande y hacerle los tres agujeros en el mismo sitio al cubo de poli estireno o anime.

En el séptimo paso agarra el tubo de pvc y lo recortaras en tres piezas que midan lo mismo, ayúdate con una sierra dentada para hacerlo. Estos tubos que cortaste, los tres serán la salida del aire frío o la salida de tu aire acondicionado ecológico.

En el octavo paso  debes asegurarte que todos y cada uno de los tres agujeros queden firmes y sujetos como debe ser, de no ser así utiliza pegamento, silicona, algo que los mantenga con firmeza o agrégale una “espuma expansiva de anime”.

 

En el noveno paso debes ocuparte del cubo que va en el interior que es de anime, recórtala para que pueda pasar el aire proporcionado por el ventilador. Asegúrate de que este bien fijo y completamente aislado la parte interna. La importancia de este paso es que el anime que recubre el interior hará que la temperatura que estará en el interior dure mucho más tiempo, así la parte del enfriamiento será mucho más larga. Esto durara al menos dando el aire frío unas seis horas.

Y como décimo y último paso debes colocar la botella de agua congelada o el envase con hielo dentro de los dos cubos y puedes sellar la tapa de anime, y cierras la tapa de plástico, encajas o incrustas el ventilador portátil en la tapa y luego lo conectas a la corriente eléctrica para encender tu nuevo aire acondicionado ecológico.