Con un aumento de personas que realizan funciones independientes, que trabajan para sí mismas o en empresas emergentes, hay muchas personas que nunca sin una oficina en el sentido tradicional. Sin embargo, ¿qué pasa si eres alguien que encuentra que un ambiente mucho más cultural es probablemente el más exitoso? Varias personas encuentran que un ambiente de empresa tradicional es el más coworking absoluto. Una forma beneficiosa de desempeñarse fácilmente, sin las interrupciones del hogar o un área pública. El término fue “coworking” lanzado por primera vez en 1999, por Brian DeKoven. En el mismo año, una de las muchas primeras empresas expuestas en la ciudad de Nueva York, llamada 42 West 24. Luego, en el Reino Unido, la primera sala de coworking no se abrió hasta enero de 2005 en Londres. Sin embargo, la palabra no se hizo popular hasta marzo de 2007, cuando fue absolutamente tendencia en la Búsqueda de Google. Poco después, en julio de 2007, se declaró absolutamente como una expresión en Wikipedia.
Desde entonces, su popularidad ha aumentado y ahora se han fundado varias oficinas. Es sencillo por qué la demanda de los lugares se ha desarrollado tan rápido, ya que hay muchos aspectos positivos. Las buenas cualidades superan fácilmente cualquier inconveniente potencial. Al iniciar su organización personal de manera beneficiosa, es primordial generar contactos y utilizar el marketing para tener éxito. Este es realmente uno de los principales profesionales de una atmósfera de coworking: todos los demás a los que conoces y a los que asistes son en realidad una posible conexión del sistema, o incluso un cliente. Conoces a docenas de personas solo trabajando junto a ellas durante tu día normal.
Además de la red, las personas a las que asiste en un espacio de coworking pueden beneficiarlo a usted y a su organización de otra manera. Las personas de ideas tienen éxito en un escenario en el que puedes hacer saltar las ideas de otros, ya que crea un entorno más conmovedor. Otras personas y organizaciones están dispuestas a ayudarlo y, a menudo, se pueden ofrecer soluciones a cambio. Por ejemplo, es posible que una empresa de desarrollo de sitios web funcione exactamente en la misma sala que una empresa de marketing, y podrían complementarse entre sí mediante la comercialización de determinados servicios en línea.
En una sala de oficina de coworking, existe un sentido de comunidad preexistente. Esto produce una cierta sensación de pertenencia, que no siempre obtendría al funcionar solo o en casa. Sus compañeros se convertirán en sus amigos, además de asociados, lo que será una de las facetas más agradables del trabajo de oficina estándar. Además, crea la capacidad de seguir participando en eventos de funciones.

Obtenga regalos de vacaciones para compañeros de trabajo con una estrategia profesional

Desde entonces, su reputación solo se ha ampliado y ya se han fundado varias oficinas. Es fácil entender por qué la demanda de las habitaciones se ha desarrollado tan rápido, ya que hay muchos aspectos positivos. Los pros superan fácilmente en número a cualquier posible inconveniente. Al establecer su propia empresa de manera beneficiosa, es primordial generar contactos y utilizar la red para tener éxito. Ese es uno de los principales beneficios de una atmósfera de coworking: todos los demás con los que empareja y utiliza son realmente una posible relación de red, o quizás un cliente. Emparejas a toneladas de personas simplemente trabajando junto a ellas durante tu día normal.
trabajo colaborativo

Además de la red, las personas con las que trabaja en una sala de coworking pueden beneficiarlo a usted y a su empresa de otra manera. Algunas personas de ideas tienen éxito en una situación en la que podría invertir las ideas de otras personas, ya que crea un entorno más estimulante. Otras personas y organizaciones están dispuestas a ayudarlo y, con frecuencia, se puede dar un intercambio de empresas. Por ejemplo, una empresa de diseño de sitios de Internet puede funcionar en el mismo espacio que una empresa de publicidad y pueden complementarse entre sí cambiando servicios específicos en línea.

En el espacio de una empresa de coworking, existe un sentido de comunidad preexistente. Esto crea una cierta emoción de pertenencia, que no siempre obtendría al funcionar solo o en casa. Sus compañeros se convierten en amigos y familiares, así como en asociados, lo cual es uno de los factores más satisfactorios del trabajo de la empresa a la antigua. También crea la oportunidad de seguir participando en eventos escénicos.

Al igual que con cualquier otra cosa, encontrará desventajas; sin embargo, no hay muchas desventajas. Sin embargo, el único negativo recurrente parece ser el nivel de sonido, particularmente cuando alguien parece ser ruidoso de forma rutinaria. En caso de que un espacio sea demasiado ruidoso o esté lleno, puede resultar difícil concentrarse y funcionar de la mejor manera posible. Aunque, si todos en la oficina entendieran el requisito previo para mantener el escenario de sonido en un nivel satisfactorio, entonces no se describiría como un problema.