Muchas personas todavía no se percatan de la enorme importante que tienen la decoración de sus hogares en su estado de ánimo, pero no solo eso, sino también en la energía que transmitimos a la gente.

Todos conocemos a alguien que con solo verlos podemos imaginar cómo tiene su hogar, uno de trucos psicológicos más curiosos es que mientras más cuidado le pongamos a nuestra casa más cuidado nos pondremos a nosotros mismos.

Esto se debe a que si notamos que nuestro hogar está limpio ordenado y con un estilo decorativo que nos invita a ser optimista, nuestro subconsciente va a optar por no desencajar con su entorno.

Es por eso que las grandes redecoraciones surgen por cambios drásticos en nuestro estilo de vida, ya que de una u otra forma nuestro hogar siempre termina reflejando esa parte de nosotros.

La decoración de tu hogar está relacionada con tu estado de ánimo.

Comenzaremos hablando un poco sobre la influencia que pueden llegar a tener ciertos colore, no solo para reflejar, sino también para inducir ciertas emociones o estados de ánimo en las personas.

En un principio tenemos a los colores verde, azul y violeta, los cuales actúan como relajantes, estos son ideadles para zonas en la casa dedicada al descanso, como las habitaciones o alguna sala de juegos.

Uno de los colores que más se emplea en la decoración es el banco y el beige, estos son capaces de ayudarnos a concentrarnos, lo cual los hace ideales para colocarlos en sitios como estudios u oficinas, lugares específicos donde sepamos que tenesmo que estar enfocados.

Por último, tenesmo el negro y el gris, los cuales usualmente están ligados a ideas negativas de pesadez y tristeza, pero la verdad es que en la decoración de interiores son unos de los colores preferidos para añadir ciertos toques de elegancia a una zona.

Por otro lado están las tendencias decorativas como el minimalismo y la decoración industrial las cuales puede llegar a decir mucho de una personas, ya que en estos estilos se suele optar mucho por el orden y el aprecio a los pequeños detalles.