prender a administrar sus finanzas es una habilidad importante que debe tener. Aunque la gestión financiera puede ser un tema intimidante para la mayoría, armarse con algunas buenas habilidades y adoptar un enfoque consciente en el momento puede marcar la diferencia entre la preocupación financiera y la estabilidad.

Con eso en mente, la publicación de hoy cubrirá una variedad de consejos y trucos asociados con la gestión financiera consciente, desde controlar sus facturas hasta buscar asesoramiento profesional.

1. Cree un sistema de presupuesto que funcione para usted

Ser consciente del presupuesto es el primer paso importante para la planificación financiera. Saber dónde se encuentra y dónde quiere estar determinará cómo planifica sus finanzas en el día a día. Ya sea que esté anotando los gastos en un cuaderno o en una aplicación, tener un registro de sus gastos al que pueda consultar le dará una idea más concreta de sus hábitos de gasto. Puede sonar estresante, pero la verdad es que generar este tipo de transparencia para ti mismo podría relajarte.

2. Busque asesoramiento profesional

Si bien estar al tanto de su presupuesto es un gran primer paso, esta conciencia también debe cumplirse con soluciones concretas para que funcione. Y aunque muchos se las arreglan solos cuando elaboran estrategias para ahorrar dinero, obtener asesoramiento profesional no solo es una opción aceptable, sino que también es una excelente manera de mejorar sus habilidades de administración del dinero. Esto ha llevado a un aumento significativo en el número de planificadores financieros.

3. Controla las compras impulsivas

El movimiento del amor propio a menudo promueve el “tratarte a ti mismo” como un hábito importante, pero es uno que necesita ser regulado. Derrochar y recompensarse a sí mismo puede hacer maravillas por su bienestar, pero será contraproducente si termina causándole más estrés financiero. Una forma concreta de ayudarlo a ahorrar dinero es estructurar sus hábitos de gasto en torno a días específicos. Intente designar el viernes como su día de gasto , de modo que tenga al menos una semana para reflexionar sobre cualquier cosa que quiera comprar, en lugar de ceder a las compras impulsivas.

4. Viaja de forma más inteligente

Este consejo ha estado dando vueltas durante años, y por una buena razón. De hecho,  cada vez más estadounidenses confían menos en sus automóviles  y más en formas alternativas de transporte. Las aplicaciones para compartir viajes, los sistemas de transporte público y andar en bicicleta son opciones más baratas cuando se viaja al trabajo, además de estar fácilmente disponibles. Además, el uso de estas opciones a menudo lo hará sentir mejor acerca de su actividad diaria (y su impacto ambiental), además de ahorrarle dinero.

5. Conviértete en un aficionado al bricolaje

El bricolaje es más que un pasatiempo artesanal. Con listas y videos de YouTube que pueden enseñarle a hacer bricolaje casi cualquier cosa, hacer cosas por su cuenta es una forma útil (y creativa) de ahorrar unos cuantos dólares. También disfrutará de una sensación de logro a medida que avanza en el proceso.

6. Mantén un fondo de emergencia

Independientemente de qué tan bien haya asignado sus gastos, la vida a menudo le arrojará una bola curva que, si no se tiene en cuenta, puede desviarlo. Asignar algunos de tus ahorros a un fondo de emergencia hará que cualquier situación estresante sea más fácil de sobrellevar, ya que no tienes que preocuparte por deshacer todo tu arduo trabajo.

Como se señaló en  nuestro artículo sobre “Cómo usar el dinero para medir su felicidad, intelecto, creatividad y coraje”,  la noción de que la cantidad de dinero que tiene representa su felicidad es falsa. Sin embargo, la forma en que administra su dinero  puede  afectar su felicidad. Adoptar un enfoque estratégico para la administración del dinero y permanecer atento a sus finanzas le asegurará que está haciendo todo lo posible para vivir de manera responsable. Esto reducirá sus preocupaciones financieras y, en última instancia, conducirá a un mayor bienestar financiero.