¿Tus mascota experimenta episodios de tos, sarpullidos, enrojecimientos o picazón? Probablemente pase por algún episodio de alergia. Estos síntomas, aunque naturales, merecen especial atención en perros, no sólo por reducir su bienestar sino también por causar serios daños a su salud a largo plazo

 

La dermatitis DAPP o la atópica canina, las alergias alimentarias o las reacciones adversas a champús medicados destacan entre las alergias más comunes en perros. Conocerlas en profundidad te ayudará a prevenirlas o al menos a identificarlas precozmente.

 

¿Cuáles son las alergias más frecuentes en perros?

 

Dermatitis alérgica por picadura de pulga

 

Conocida como DAPP (Dermatitis alérgica por picadura de pulga) o FAD (del inglés Flea Allergy Dermatitis), esta reacción alérgica destaca por su peligrosidad, estando originada por la picadura de pulgas y siendo, por lo tanto, bastante común durante los meses de primavera y verano (sobre todo en climas cálidos).

 

La dermatitis alérgica por picadura de pulga se produce cuando las pulgas pican e inyectan saliva en su huésped. Dicha saliva contiene compuestos similares a la histamina o los aminoácidos, desencadenando irritación y picazón en la piel, que puede afectar a todo el cuerpo del can. El tratamiento contra esta alergia consiste en eliminar las pulgas y controlar (a través de la higiene y la alimentación) su posterior aparición.

 

Alergias alimentarias

 

Una parte de las afecciones alérgicas no puede explicarse por factores externos ni hereditarios, sino que encuentran su raíz en el consumo de alimentos inadecuados. En el caso de carnes como la res, el pollo o el cordero, las reacciones alérgicas no son infrecuentes. El abuso de proteínas en la dieta durante los primeros años puede dar lugar al desarrollo de una alergia alimentaria.

 

Otras alergias comunes en un perro se asocian al consumo de lactosa. Gran parte de los canes muestran intolerancia a la lechería, lo que se manifiesta con vómitos y episodios de diarrea. Por otra parte, el trigo y otros carbohidratos (presentes en piensos diversos) pueden dar lugar a reacciones alérgicas en determinados casos.

 

En líneas generales, otros alimentos como el huevo o la soja deben ser evitados, pues a pesar de su aceptación generalizada, están asociados a complicaciones reproductivas, tiroides y problemas hepáticos, además de la alergia (en caso de duda, siempre consultar con el veterinario).

 

Dermatitis atópica canina

 

Otra de las alergias comunes en los perros es la dermatitis atópica canina o DAC, un afección hereditaria que puede confundirse fácilmente con las alergias estacionales (en las que profundizaremos más adelante) por manifestarse ante ciertos pólenes. De ahí que sus síntomas puedan aparecer en primavera, pero a diferencia de las alergias estacionales, el DAC se mantiene durante todo el año.

 

La dermatitis atópica canina está asociada a manchas marrones, picores y pérdida de piel. Afecta especialmente a razas como el bóxer, el caniche, el labrador o el bulldog de 1-3 años de edad. Para su cura, se recurre comúnmente a tratamientos tópicos como la champuterapia. Igualmente puede ser eficaz la inmunoterapia alérgeno-específica o ASIT, así como el uso de tratamientos antipuriginosos.

 

Reacciones adversas a champús medicados

 

Algunos canes pueden manifestar reacciones alérgicas a los champús medicados (Coatex Champú, Douxo Pyoprotector, Dermocanis Sebocure, etc.). Los ingredientes de estos productos pueden provocar que el sistema inmunitario libere histamina, responsables de las irritaciones cutáneas y otras reacciones adversas, como la urticaria, la picazón o la hinchazón. Sin lugar a dudas, una de las alergias más frecuentes en perros o quizá la más fácil de solucionar, abandonando el uso de estos champús.

 

Alergias estacionales

 

En último término, una de la alergias más comunes en perros son las llamadas alergias estacionales. Las mismas se derivan de la exposición al polen en general en época primaveral, manifestándose con síntomas como la urticaria, la picazón, los ojos hinchados e incluso la pérdida de fibra capilar. Su tratamiento en perros es similar al de los humanos: el consumo de antihistamínicos, siempre bajo prescripción veterinaria, que pueden mitigar los efectos de las alergias estacionales.

https://wingbot.tumblr.com/
https://zakarablog.tumblr.com/
https://saludclix.tumblr.com/
https://store-blog.tumblr.com/
https://fartfacetblog.tumblr.com/
https://bluebird-blog-the.tumblr.com/
https://verytecnology.tumblr.com/