La leche de coco es conocida por ser uno de los alimentos más saludables del planeta y su amplia gama de beneficios para la salud la hace muy popular. Su consumo ayuda a mantener la salud del corazón, la digestión, huesos fuertes y sanos, fortalecer el sistema inmunológico y nervioso, entre muchos otros beneficios.
Sin embargo, lo que mucha gente no sabe es que el uso de la leche de coco para el cabello también puede traer beneficios, además del uso para la piel, debido a la combinación de los nutrientes contenidos en su composición.
Aunque los estantes de los salones de belleza están llenos de productos que prometen hacer verdaderas maravillas por el cabello, el uso de la leche de coco para el cabello ha ganado su espacio y presenta beneficios relevantes, tanto es así que muchas personas están reemplazando otros productos por ella, que además de ser versátil y fácil de encontrar, es natural, fácil de hacer y de aplicar.

¿Qué es la leche de coco?

La leche de coco proviene de la carne de coco marrón madura, y a diferencia de lo que mucha gente piensa, no es agua, que se encuentra comúnmente dentro de los cocos.
La leche de coco no es exactamente “leche” en el sentido convencional, sino un líquido espeso que se obtiene al mezclar la “carne”, que es la parte blanca y dura del coco, con una medida de agua. Una de las mejores maneras de obtener leche de coco es usar cocos maduros, porque a medida que envejecen, el agua es reemplazada por la carne, haciendo que el contenido sea mucho mejor.
Cuando se consume con moderación, puede promover la salud en general, pero su aplicación tópica puede beneficiar significativamente a la piel, y especialmente al cabello, debido a su alta concentración de nutrientes.

Beneficios de la leche de coco para el cabello

El cabello es constantemente atacado por los rayos UV, la contaminación, el calor y diversos tratamientos químicos, por lo que no es de extrañar que se debilite y presente daños.
Debido a su alto valor nutritivo, la leche de coco puede ayudar a tratar y mejorar la salud del cabello, especialmente si se usa con frecuencia. Vea cómo este versátil y asequible líquido puede ayudar a su cabello.

1. Restaura el cabello seco y dañado

El cuero cabelludo contiene glándulas sebáceas que trabajan para hidratar el cuero cabelludo y el cabello. El aceite producido puede variar dependiendo del estrés, la dieta, los factores ambientales, la temperatura del agua y los productos químicos aplicados al cabello.
Cuando el nivel de grasa es bajo, el cuero cabelludo puede volverse seco y escamoso, y el resultado puede ser un cabello opaco. Sin embargo, el cabello seco y dañado puede recuperar su suavidad y brillo con el uso regular de la leche de coco.
Su concentración de vitamina E y la presencia de grasas saturadas ayudan a que la nutrición e hidratación del cabello sea adecuada. Contiene propiedades que ayudan a retener la humedad de las hebras, lo que significa que cuando se utiliza regularmente en cabellos secos y dañados, ayuda a hidratar y restaurar su brillo.

2. Ayuda a controlar la caída del cabello

Una pérdida diaria de cabello es normal y es parte del proceso de renovación capilar. Sin embargo, cuando hay una pérdida de cabello aguda y anormal, puede convertirse en una causa de atención. El uso de leche de coco para el cabello puede ayudar a combatir la caída del cabello, ya que su composición es rica en proteínas, que al faltar, provocan la caída del cabello. El uso frecuente ayuda a reponer las proteínas y el ácido láurico presente en la leche de coco se une a las proteínas capilares y fortalece el cabello.
Un mineral que también contribuye significativamente a reducir la pérdida de cabello es el potasio, mientras que el manganeso ayuda a que el cabello se vuelva más grueso y fuerte.

3. Estimula el crecimiento del cabello

El hecho de que la leche de coco contenga una amplia variedad de nutrientes esenciales ayuda a nutrir los folículos pilosos y a estimular el crecimiento del cabello. Además de las proteínas y el ácido láurico que ayudan a fortalecer el cabello, es rico en vitaminas como la niacina y el ácido fólico, que mejoran la circulación sanguínea en el cuero cabelludo. También contiene magnesio, fósforo y cobre, que ayudan a nutrir el cabello y estimulan su crecimiento.
Todo lo que tienes que hacer es masajearte el pelo con la leche de coco y dejarlo durante unos 20 o 30 minutos antes de lavarlo, como de costumbre.

4. Funciona como un acondicionador natural

La leche de coco se puede utilizar como acondicionador, ayudando a lograr un cabello brillante y suave, y también estimula la formación de mechones más gruesos y largos. Su poder acondicionador incluso ayuda a desenredar el cabello.
Las vitaminas y el hierro presentes en la leche de coco aportan suavidad y brillo a los hilos. Específicamente, la vitamina E penetra en el tallo del cabello y lo mantiene acondicionado desde el interior.
Para disfrutar de este beneficio basta con aplicar un poco de leche de coco en el cabello y peinar los enredos, o utilizar como acondicionador después de aplicar el champú para añadir volumen a su cabello.

5. Ayuda a combatir la caspa

La caspa es incómoda, causa comezón y puede comprometer en gran medida el aspecto. Por lo general, es el resultado de un cuero cabelludo seco y algunas veces puede contener bacterias u hongos y causar comezón.
El uso de leche de coco para el cabello es efectivo en el tratamiento de la caspa de nuevo porque contiene el ácido graso de cadena media, llamado ácido láurico, que también se encuentra en la leche materna. Este ácido contiene propiedades antifúngicas, antivirales y antibacterianas, haciendo de la leche de coco un antiséptico natural que ayuda a combatir la caspa, tanto en la piel como en el cuero cabelludo.
La leche de coco se puede aplicar directamente en el cuero cabelludo con las yemas de los dedos. Aplicar suavemente y masajear el cuero cabelludo entre 10 y 20 minutos, y sólo después de ese tiempo debe lavarse. Realice el tratamiento durante unos días y verá que la caspa desaparece.

6. Previene las canas tempranas

La leche de coco también es útil para estimular la producción de melanina, lo que ayuda a controlar la aparición de hilos blancos, especialmente los prematuros. Generalmente, el cabello está expuesto a mucha presión y estrés, lo que puede resultar en un envejecimiento prematuro. El uso de leche de coco para el cabello puede ayudar a retrasar este proceso, ya que su composición ayuda a revitalizar y rejuvenecer las células, aportando un brillo y vitalidad naturales.
El hecho de que contenga cobre también ayuda mucho en esta materia, porque además de ser esencial para mantener un cuero cabelludo sano, sus péptidos evitan el blanqueamiento del cabello, ya que ayudan en la producción de pigmentos de melanina.

¿Cómo hacer la leche de coco?

La preparación de la leche de coco es muy rápida y sencilla, como verás a continuación:
Ingredientes:
·      Coco;
·      Trapo de cocina delgado;
·      Pan.
Método de preparación:
Romper el coco y quitarle toda su carne (parte blanca del coco). Rallar muy fino y exprimir todo el contenido con la ayuda de un paño para extraer la leche. Verter la leche en una cacerola, calentar y cocinar durante unos 5 minutos. Retire del fuego y deje enfriar la leche.
Congélelo por una noche.
Algunas personas prefieren batir el coco en la licuadora con un poco de agua y colar. También puede ser una alternativa, pero si pones demasiada agua puedes dejar que la leche se drene con menos nutrientes.

Otros artículos interesantes:

https://www.vermundo.info/2019/09/causas-de-la-caida-de-cabello.html
https://www.tele-pages.com/2019/09/la-alopecia-androgenetica.html
https://www.lamajadescalza.com/2019/09/alopecia-areata.html
https://www.barceloneta.com.es/2019/09/foliculitis.html
https://www.foethus.net/2019/09/la-perdida-de-pelo.html
https://www.barceloneta.com.es/2019/09/trasplante-capilar.html
https://www.voxdir.com/2019/09/perdida-de-cabello.html
https://www.internetsonlospadres.com/2019/09/alopecia.html
https://www.internetsonlospadres.com/2019/09/tenir-el-cabello.html