Los maestros expertos pasteleros de la PasteleríaVillagarcía nos regalan unos pequeños consejos para evitar los errores más comunes al hornear una tarta.

Mediciones inexactas: cuando no es preciso medir o escalar los ingredientes de los productos horneados, los resultados pueden ser desde decepcionantes hasta desastrosos. El sabor, la consistencia y la densidad pueden verse afectados negativamente si las mediciones de los ingredientes secos o líquidos no están disponibles.

Los ingredientes como harina, azúcar, huevos, líquidos, levadura en polvo, bicarbonato de sodio y cacao en polvo son todos cruciales y deben estar en cantidades exactas. Agregar algunos arándanos adicionales a una masa para muffins o pasas adicionales a las galletas no cambiará las cosas, pero para los ingredientes principales, es importante ser preciso. Si bien hornear es un proceso creativo, también es una ciencia, por lo que estimar o calcular mal las cantidades de ingredientes puede resultar en galletas duras como piedras o pasteles densos.

No use ingredientes a temperatura ambiente cuando la receta los requiera: puede pensar que está bien tomar una barra de mantequilla, huevos o leche directamente del refrigerador a toda prisa, pero si la receta dice que deben estar a temperatura ambiente, realmente. Saque los huevos, la mantequilla y otros productos lácteos del refrigerador al menos 30 minutos y hasta 1 hora antes de hornear.

Los ingredientes lácteos a temperatura ambiente forman una emulsión que atrapa el aire. Cuando se calienta en el horno, este aire se expande y es lo que hace que sus postres sean esponjosos. Cuando agrega huevos fríos a una mezcla de mantequilla y azúcar en crema, esas células de aire se destruyen. Los rebozados hechos con ingredientes a temperatura ambiente se incorporan de manera uniforme y homogénea. Los ingredientes fríos no se incorporan uniformemente para unirse, lo que da como resultado galletas con chispas de chocolate  planas o glaseado con grumos.

¿Necesita llevar sus ingredientes a temperatura ambiente rápidamente? Mira estos trucos.

Olvídese de precalentar el horno: puede parecer simple, pero este es un paso importante para el éxito, especialmente cuando se utilizan ingredientes como levadura, bicarbonato de sodio y levadura en polvo. Estos ingredientes de levadura reaccionan al calor y la textura, el color y los problemas de aumento ocurrirán si la temperatura no es la adecuada al principio.

También pueden surgir problemas si abre el horno durante la cocción. La temperatura del horno desciende cuando abre la puerta y puede afectar cómo se eleva un producto horneado. Precalentar el horno es especialmente importante para el éxito del horneado.

Duplique o reduzca a la mitad una receta: para la mayoría de las recetas, los ingredientes simplemente se pueden duplicar. La excepción a esta regla son las recetas que requieren bicarbonato de sodio o levadura en polvo. Reduzca cada uno en 1/8 de cucharadita por cada cucharadita que requiera la receta. Los panaderos profesionales saben que una vez que se aumentan los lotes, los agentes leudantes disminuyen.

Al duplicar recetas de pasteles como nuestro  Pastel de zanahoria, deje las cantidades de polvo de hornear como están. Pero asegúrese de verter el lote doble en moldes para pasteles separados. También querrá apuntar a tener la misma profundidad de masa en la sartén. Una masa más profunda requerirá un tiempo de horneado más largo.

Además, tenga cuidado con trabajar con lotes dobles de masa. Es mejor dividir la masa por la mitad y trabajar de una en una en lugar de intentar extender todo el lote doble. Será difícil trabajar con el doble de masa, especialmente cuando se calienta.

Para aquellos de ustedes que aman las matemáticas,  este artículo  profundiza en la ciencia detrás de escalar una receta hacia arriba o hacia abajo. Además, tienen algunas calculadoras divertidas.

No use las tazas medidoras incorrectas: obtendrá medidas inexactas (vea el error de horneado número uno) si usa una taza medidora seca para líquidos o una taza medidora líquida para productos secos. Los ingredientes secos como el azúcar varían en peso y no miden lo mismo que el líquido. Las tazas medidoras de líquidos suelen tener un asa y son transparentes. Las tazas medidoras secas tienen un borde plano para que pueda nivelar los ingredientes. Las medidas inexactas no son buenas al hornear cualquier receta, pero pueden causar resultados especialmente malos al hacer nuestros  Biscocho.

 

Originally posted 2021-11-18 07:15:00.