Cuando hay crisis, muchas personas comienzan a preguntarse cuál es la mejor manera de ahorrar el presupuesto familiar. Si antes era posible gastar el dinero como se deseaba, en tiempos difíciles es mejor aprender a ahorrar. Desafortunadamente, hoy en día son pocas las personas que gastan el dinero razonablemente. Si deseas ahorrar y no sabes cómo, aquí te dejo estas 10 maneras de ahorrar dinero en plena crisis.

1. Contabilizar todas las compras

Algunos se las arreglan para gastar en unos cuantos días todo lo que ganaron en un mes entero. Luego, después de volver a casa, empiezan a preguntarse: «¿a dónde se fue todo el dinero?». Para que este tipo de preguntas no lleguen a tu cabeza, debes acostumbrarte a llevar registros escrupulosos de tus gastos. Cuando manejas tales registros, es posible saber en qué se gasta el dinero y determinar cuáles compras son innecesarias.

2. Planificación de los gastos mensuales

Crea una lista de pagos y compras (pago de préstamos, servicios públicos, costos de comida, ropa, medicinas, automóvil). A continuación, debes comparar tus ingresos y los costos requeridos. Después de tales comparaciones, determina qué puedes rechazar y lo excluyes de la lista. Gracias a este método puedes controlar el flujo y regular tus finanzas.

3. No pedir crédito, ni pedir dinero prestado

Las personas que piden dinero prestado, no son capaces de controlar correctamente sus gastos e ingresos. Por lo general siempre están preocupados por cómo y cuándo devolver la cantidad prestada. Esto les impide planificar y calcular con claridad el presupuesto familiar. Pero, en caso que el préstamo fuese realmente necesario, trata de pagar la deuda lo antes posible.

4. Llevar el dinero a casa

Después de recibir el dinero en el trabajo o cualquier otro pago, dirígete inmediatamente a casa. No necesitas ir a los centros comerciales más cercanos. Cuando se tiene mucho dinero en la cartera, hay un deseo irresistible de desperdiciarlos inmediatamente. Al llegar a casa, considera tus compras adicionales e innecesarias, tal como fue descrito en el segundo punto.

5. Comprar barato no significa ahorrar

Aunque creemos estar ahorrando, muchas veces comprar ofertas sin necesidad puede conducir a gastos superfluos. Por su puesto, puedes comprar en la tienda un producto de la temporada pasada a un precio rebajado. Pero, si compras alimentos expirados, los gastos en medicamentos te saldrán mucho más caros. También está el hecho de que puedes comprar, sin advertirlo, productos que realmente no los necesitas.

6. Es necesario tener una alcancía

Ponerla en un lugar visible y cada día dejar caer todas las monedas pequeñas en ella. Después de un mes verás la cantidad de dinero que puedes llegar a guardar con este buen hábito de ahorro. La cantidad de monedas pequeñas que puedes llegar a guardar, te sorprenderá agradablemente. Por cierto, podría servir para cubrir tus gastos de transporte mensual, que es muy bueno para una economía en crisis.

7. Guardar fondos en una cuenta bancaria

Cuando el dinero está en tu bolsillo, lo gastas mucho más rápido que cuando está en tu cuenta. En caso que quieras disponer del dinero de tu cuenta, todavía tienes que encontrar un cajero automático para retirarlo. Mientras encuentras uno, tienes la oportunidad de darte cuenta que la compra no es necesaria, cambiando así tu decisión. Abre una cuenta de ahorros y guarda todo el dinero que te sea posible.

8. Elimina los malos hábitos

Si tu objetivo es ahorrar tanto como sea posible, entonces debes eliminar tus malos hábitos. Primero tienes que dejar de fumar. Esto tiene doble beneficio: mejorar la salud y ahorrar fondos significativos. Luego, limita tu consumo de bebidas alcohólicas y comer fuera de casa con frecuencia. Prepara tus propios alimentos con los productos que ya compraste según tu presupuesto planeado.

9. Utiliza tarjetas de descuento

Durante una crisis económica, las tarjetas de descuento son bienvenidas. Por ejemplo, podrías tener una tarjeta de descuento para una tienda de ropa y tu amigo para una de electricidad. Así, aplicando ambos descuentos pueden tener muy buenos ahorros. Además, a menudo puedes comprar bienes o servicios con un buen descuento, utilizando los servicios de cupones.

10. Coloca medidores de agua y gas

¿Las cuentas comunales te aterrorizan? ¿La mitad de tu salario va en pagar por el apartamento? Entonces vale la pena considerar cómo reducir estas cuentas. Si todavía no tiene medidores de gas y agua, debe instalarlos. Además, no debes olvidarte de ahorrar agua y electricidad. Evita dejar tus dispositivos en modo espera y apaga las luces en las habitaciones donde no estás. Asegúrate de que el agua no fluye sin razón.